• El origen de la Fundación Entabán se remonta a finales de los años 70 cuando ya nuestro fundador D. José Ginés Lalana, de modo totalmente anónimo, realizaba contribuciones para personas con necesidades, apoyando guarderías infantiles, llevando un control con anotaciones de las mismas, objetivos y circunstancias. Su interés por todos los aspectos vitales le hace interesarse por los problemas que los abusos de sustancias, la enfermedad mental y los problemas de la infancia marginada coincidiendo con mi trabajo como psiquiatra en un hospital psiquiátrico infantil y el inicio de una unidad de atención a pacientes alcohólicos patrocinada por Cruz Roja de Teruel hace que empiece a pensar en construir una fundación que siguiera actuando en el futuro y que favorezca la creación de dispositivos novedosos orientados a estos fines también elige el nombre que, en fabla aragonesa, significa 'siempre adelante' y soluciona todos los problemas que en su momento supusieron la legalización de la misma.

 

  • Curiosamente implica a sus amigos y personas de confianza y deposita en su esposa Teresa Burgada como presidenta y en mi persona como vicepresidente de forma vitalicia la responsabilidad de mantenerla e impulsarla sin llegar a formar nunca parte de la misma.

 

  •  No puedo por menos que expresar unos breves trazos de su personalidad. Hijo de constructor de obras, "albañil se definía y no muy  bueno". Me resulta difícil sintetizar sus muchas cualidades, trabajador incansable, sencillez y austeridad en lo personal, amigo de sus amigos y siempre dispuesto a escuchar y ayudar e implicarse en proyectos a los que con facilidad encontraba solución. Respecto al trabajo destacaba su capacidad para dirigir equipos, la programación y planificación de obras, la gestión económica, el control de gastos. El conocía cada rincón de sus edificios y era capaz del mejor aprovechamiento de sus recursos.

 

  • Se produce un cambio importante en su vida quizá con los primeros síntomas de la enfermedad en el que adopta una postura distinta ante la vida en el sentido o citando a Albert Einstein cuando dice "comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos".

 

  • Se ocupa de personas de su entorno, familiares y amigos y muchas veces me comenta lo difícil que, a veces, es la acción de ayudar. Creo que no supo a veces separar los conceptos que con tanta claridad expone Pitágoras "Ayuda a tus semejantes a levantar su carga pero no te consideres obligado a llevársela".

 

  • A nivel personal mucho he recibido de su persona y he tenido el honor de vivir en su compañía desde los cuatro años de edad hasta su fallecimiento salvo cinco años en que estuve trabajando en Teruel en el Hospital Infantil que creo también marcó su conocimiento por otros aspectos de la vida.

 

  • Continúa su obra su esposa Teresa, siempre sonriente y abierta, que durante veinticinco años y hasta su reciente fallecimiento nunca ha faltado a una reunión de los miembros del Patronato y apoyando los proyectos que con mayor o menor fortuna hemos ido desarrollando.
    Ordenada y sencilla, nunca perdió ningún papel ni detalle manteniéndose coherente, independiente y a la vez familiar.

 

  • Desde el inicio de la actividad de la Fundación Benéfico Social Entabán hemos mantenido fundamentalmente dos líneas de actuación que son la colaboración con instituciones orientadas a resolver problemas básicos (especialmente las relacionadas con residencias de ancianos, guarderías, etc) y el impulso de proyectos nuevos con compromisos, en ocasiones plurianuales, en forma de ayudas económicas orientadas a la consolidación de otros proyectos. 
  • Los cambios producidos en la situación económica y la repercusión sobre los fondos propios de la Fundación, nos han movido en los últimos 5 años a un proceso de reflexión de los Patronos con estudio de diferentes proyectos considerando el trabajo conjunto con las Instituciones con programas concretos, siendo esta reflexión junto al análisis de los resultados, lo que nos hace entender la necesidad de desarrollar nuestros propios programas orientados a que la Fundación pueda mantener en un futuro los objetivos sociales con niveles de eficiencia  para los que fue constituida.
  • Resultado de este proceso es nuestra nueva orientación y giro en la actividad, basados en recomendaciones internacionales hemos considerado que como en todas las situaciones de crisis profundas es la infancia la que generalmente sufre las consecuencias más directas y que tiene más dificultad en acceder a los recursos.
  • Son muchas las Instituciones que realizan una excelente labor en las primeras necesidades, alojamiento y alimentación, por ello nuestra orientación inicial durante el año 2013 fue la creación de un gabinete Infanto juvenil orientado fundamentalmente a la salud mental en infancia y adolescencia, pensando en contemplar la asistencia psiquiátrica, psicológica, social, educacional y ampliando con la asesoría a padres. 
  • Para ello vamos a contar con un equipo de profesionales con amplia experiencia y calificación y hemos abierto la colaboración a personal voluntario. Estamos abiertos a colaboración, estudio de programas orientados a la creación de empleo orientado a personas bien con deficits, o en riesgo de exclusión social, con el convencimiento que la ayuda al empleo deriva en mejora de las circunstancias familiares y al final en una infancia más sana. Por ultimo vamos a reforzar la colaboración con Programas de Guardería para niños con dificultades especiales. 
  • Será norma de los proyectos a realizar la adecuada sostenibilidad, restringiendo los apoyos Institucionales con la finalidad de que perdure la Institución y mantenga los fondos económicos y en lo posible incrementemos nuestra contribución a potenciar las ayudas.

 

Fernando Gómez Burgada

Presidente de Fundación Benéfico Social Entabán